Importancia del mantenimiento preventivo


Por lo general, la mayoría de los equipos electrónicos del hogar y línea blanca tienen una fecha de caducidad, lo cual se debe a que sus componentes mecánicos y electrónicos se van desgastando por el uso. Es común que los circuitos, cables, motores, engranes, palancas y la mayoría de las piezas que están en movimiento se van aflojando y deteriorando, por lo que los equipos deben ser llevados a lugares especializados en dar mantenimiento preventivo y (en su caso) correctivo. Esto con el fin de retrasar una falla mayor. 


El mantenimiento preventivo se encarga de detectar fallas en el funcionamiento de equipos electrónicos y de línea blanca, su objetivo es localizar las partes desgastadas y sustituirlas con las refacciones correctas. Un mantenimiento preventivo puede conservar a los equipos en un estado óptimo y funcionamiento al 100%.  Por lo general, las acciones de un mantenimiento preventivo son: limpieza profunda de los componentes, sustitución de refacciones, optimización de los procesos mecánicos y electrónicos, etc.


Se debe destacar que los mantenimientos preventivos siempre serán más económicos que los mantenimientos correctivos.


Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: koelav@outlook.com